Minipartidas | Ramón Crusi More (Descarga gratuita en PDF)

mini-partidas-ramon-crusi-more
La partida miniatura, o la minipartida como la llama Crusi, es la poesía del ajedrez. Es absolutamente cierto que no existe nada mejor para jugar convenientemente al ajedrez que el estudio de las partidas cortas. En primer lugar, debe tenerse en cuenta que el principiante se fatiga rápidamente al seguir una partida larga y complicada. No comprende ni ve el por qué de las cosas y los comentarios; «las blancas están mejor», «el ataque gana», etc., no le dicen nada por lo que, lógicamente, se desinteresa decepcionado de la partida. Ocurre todo lo contrario con la partida corta. Pasa­ dos los primeros movimientos de la apertura, rápidamente empieza a dibujarse el plan de ataque, y pocas jugadas después viene el asalto. En general, la partida resulta tan clara que el principiante más débil puede seguir perfectamente todos los acontecimientos.

En  la  miniatura,  que  por  definición  no debe  pasar  de  las  veinte jugadas,  se  ve  con  claridad  la  relación  entre  la  primera  jugada  de ataque  y  la  última  que  generalmente  es  el  mate.  Así  la  curiosidad del jugador  queda  satisfecha  y  no  queda  defraudado  debido  a  que le  resulta  muy  fácil  comprender  todo  el planteamiento.  El jugador de  mediana  fuerza,  así  como  el de categoría  superior  y  el  maestro, encuentra  igualmente un  interés en  este  tipo de partidas,  un  interés como curiosidad y recreo al igual que en  los crucigramas o  las  anécdotas  humorísticas  que  enriquecen  las  conversaciones.


Descargar:


Accede a toda nuestra MEGABIBLIOTECA de ajedrez - Más de 200 GB de información, libros, revistas, películas, programas, cursos completos y más... TODO POR SOLO 10$ USD.